La autonomía de la Región Leonesa

El fin último de nuestro partido es que los leoneses vean cumplido su derecho constitucional de formar una comunidad autónoma leonesa. Este viene otorgado en el artículo 2 de la Constitución Española de 1978, el cual es la base ideológica del leonesismo y de nuestro propio partido. Dice así:

Aspiramos a que esta imagen sea una realidad

Aspiramos a que esta imagen sea una realidad

“La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.”

Este derecho se consolida en el artículo 143. 1 de la misma:

En el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el articulo 2 de la Constitución, las provincias limítrofes con características históricas, culturales y económicas comunes, los territorios insulares y las provincias con entidad regional histórica podrán acceder a su autogobierno y constituirse en Comunidades Autónomas con arreglo a lo previsto en este Título y los respectivos Estatutos.

Entramado de las calles de Salamanca, ciudad más grande de la región

Entramado de las calles de Salamanca, ciudad más grande de la región

Ante estos dos artículos cabe entonces preguntarse una cosa, ¿Es la leonesa una de esas regiones históricas a las que hace referencia la Constitución? Rotundamente, sí. El Real Decreto de 30 de noviembre de 1833 que divide España en provincias, y agrupa a estas en regiones, establece que la Región Leonesa es la formada por “las provincias de León, Salamanca y Zamora”. Merece la pena recordar que a pesar de la antigüedad de este valioso documento, aún no ha sido derogado, lo que significa que, con la ley en la mano, la Región Leonesa existe en esos términos y tiene derecho a formar su Comunidad Autónoma.

Catedral

Catedral de León, uno de los elementos más característicos del arte leonés

La Región Leonesa tiene una serie de características comunes que la convierten en una de las regiones más pintorescas y con más identidad de España:

  • La Historia: la Región Leonesa es heredera directa del viejo Reino de León.. De las fronteras de este, que llegó a ocupar todo el cuadrante noroeste peninsular, llegando a Toledo en el siglo XII a las actuales provincias de Sevilla y Huelva en el XIII, la Región Leonesa es el núcleo de este, el territorio que mejor conserva su identidad, su pasado, su recuerdo y su huella en la sociedad y cultura actual. León, a través de su reino, ha sido protagonista de episodios fundamentas de la historia de España a través sus reyes, su arte, su literatura… lo que hace de nuestra tierra, una parte esencial de la historia de España y del mundo, al ser nuestro reino lugar de nacimiento del Parlamentarismo, tal y como declaró la UNESCO.
  • La geografía: la formación de un peculiar paisaje da más identidad a nuestra región. Entre las tres provincias leonesas, las montañas forman un eje en forma de C que se encuentra bordeado por una zona de relieve suave o “zonas de ribera” que culminan en la parte leonesa de la Meseta Norte al este. Este paisaje hace que las condiciones climáticas, paisajísticas, de ordenación y gestión del suelo y la economía derivada de su explotación sea muy similar.
  • La lengua: nuestra región posee un rico patrimonio lingüístico y dentro de este uno de los elementos más característicos de la identidad leonesa: la llingua llionesa. El cuidado de la llingua, amparado por el artículo 3 de la Constitución y el 5.2. del Estatuto de Autonomía de Castilla y León, ha de ser una cuestión meramente cultural. Esta tiene un valor intrínseco al ser una herencia milenaria del pueblo leonés, algo que ha de pasar de padres a hijos, tan valioso como una iglesia románica o un retablo renacentista. Como tal, entre todos hay que cuidarla y jamás utilizarla como un arma política, como hacen otras regiones españolas con sus respectivas lenguas regionales.
Zamora, la ciudad de Alfonso IX, rey que originó la Cuna del Parlamentarismo en 1188

Zamora, la ciudad de Alfonso IX, rey que originó la Cuna del Parlamentarismo en 1188

  • La simbología: nuestra región tiene una serie de características comunes, un símbolo común, el león rampante, herencia del estandarte del rey Alfonso VII de León (1126-1157). Otros símbolos como los pendones leoneses o una misma patrona para el pueblo leonés, como es la Virgen del Camino, proclamada como tal en 1914, son otros elementos a tener en cuenta. Entre estas tradiciones, romerías, bailes, cantares y fiestas dan una especial personalidad a nuestra región

Preguntas frecuentes

¿Por qué la Región Leonesa iba a salir ganado su tuviera su propio autogobierno? Porque a día de hoy la economía leonesa se resiente al formar parte de esta comunidad autónoma. Patrimonio abandonado en el medio rural, déficit de infraestructuras viarias, ferroviarias y agrícolas, polígonos industriales vacíos y constantes fugas de población joven y formada son fruto del mal reparto de esta comunidad, el problema de unir dos regiones con intereses tan dispares es que ninguna sale ganando. No se puede repartir mejor la riqueza entre las nueve provincias, como algunas opciones políticas defienden a día de hoy. La única opción posible para que ambas regiones salgan ganando es que cada una gestione sus propios recursos.

¿Los leoneses no tienen otras preocupaciones? La principal preocupación de los leoneses es el trabajo. Es lógico. Pero nuestra región no vive una crisis coyuntural, como el resto de la sociedad española, vive una crisis constante, una agonía de tres décadas que se alarga cada año que pasa con las tres provincias leonesas en este engendro autonómico. Gestionar los recursos propios es sinónimo de una instalación ordenada de empresas en los polígonos industriales, desarrollo de infraestructuras, de planes turísticos e innovaciones en el medio rural. Todas estas acciones se traducen en asentamiento de población, una población que trabaja y genera riqueza en su tierra, sin tener que irse a Valladolid, Madrid, Barcelona o Londres para ganarse la vida.

Paisaje leonés de montaña

Paisaje leonés de montaña

¿Si 17 Comunidades Autónomas son excesivas… cómo se puede salir ganando con una más? Es mentira eso de que 18 autonomías sale más caro que 17. Es muy simple, estamos hablando de reducir un ente autonómico demasiado grande. La autonomía leonesa supondría que los leoneses pasen de soportar (aunque sea solo en su parte) un parlamento de 84 procuradores y más de 300 entes periféricos de dudosa utilidad, a sustentar un parlamento pequeño, de no más de 30 miembros y sin la necesidad de crear esos 300 entes, ni esos ni ninguno. El ahorro impositivo se notaría en los hogares leoneses y repercutiría en una gestión de servicios públicos más eficiente. En lenguaje de hablar por casa. es más barato que dos vecinos mantengan dos pequeños pisos, cada uno el suyo, a que mantengan una gran mansión.

¿En qué beneficiaría una comunidad autónoma leonesa a España? Para responder a esta pregunta es mas sencillo reformularla, ¿En qué ha beneficiado Castilla y León a España? No ha sido el ente central que hiciera frente a los nacionalismos periféricos como se planteó en la Transición (véase la actual situación de Cataluña). Castilla y León presenta un gran déficit en el cuidado de patrimonio histórico y cultural. Es el territorio que peores incendios sufre cada verano, el que mayor despoblación sufre y el que presenta las peores comunicaciones del país (cabe recordar que la Ruta de la Plata ha tenido que esperar al tramo Benavente-Zamora más de 30 años desde que se empezó). Entonces… ¿En qué beneficia Castilla y León a España? En nada, solo es un punto negro en el país que hace necesario un cambio que de un giro de 180º a esta situación.

Paisaje leonés de ribera

Paisaje leonés de ribera

Creemos firmemente en este proyecto, en un proyecto para el León del futuro, la región que queremos. En ese proyecto está incluido el San Andrés que queremos. Queremos demostrar que el leonesismo es, además de una justa, legal y razonada reivindicación, una forma de gestión eficiente, transparente y de calidad.